Ciudad Vieja

La historia de Montevideo comienza en lo que hoy día denominamos Ciudad Vieja, una zona que si bien fue modernizándose constantemente, aún conserva muchos tintes de lo que fue la época colonial. La Ciudad Vieja la podemos definir como una zona de un tamaño pequeño dentro de lo que es Montevideo, pero que fue el puntapié de lo que hoy es la gran ciudad. La ubicación geográfica que posee fue lo que permitió que sea este el lugar donde todo comienza, ya que en 1726 el gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala, decidió sitiar esta zona con altos murallones que delimitarían la Ciudad Vieja, y no permitir el fácil acceso al lugar. Todo esto nace por el conflicto entre la corona española y la Casa Real Portuguesa, y desemboco en el cercamiento de la zona que iba desde lo que hoy es la intersección de la Rambla Costanera y la calle Treinta y Tres, hasta las Bóvedas y Cubo del Norte. Algún vestigio de los murallones aún se encuentran en la zona, como lo es la histórica “Puerta de la Ciudadela”, instalada en la Plaza Independencia, la cual da comienzo a la peatonal calle Sarandí, o como en la calle Brecha, que fue por donde pudieron acceder los Ingleses en el año 1807.
En la época colonial, la Ciudad Vieja fue el centro administrativo de la Banda Oriental, y junto con la independencia, la zona se convirtió en el principal centro urbano del país. Consecuencia de lo mencionado, en la Ciudad Vieja se encuentran antiguos edificios con un excelente mantenimiento que nos muestran un poco más en detalle la historia del lugar.
Como ya mencionamos, en la Ciudad Vieja se respira la historia de Montevideo, y aun pasado más de 200 años, se encuentran numerosas construcciones tanto de la era colonial como de las primeras décadas de la independencia. Algunas de ellas son el Cabildo de Montevideo, que data de la primera década del Siglo XIX, el Teatro Solís, la Iglesia Matriz, y cantidad de Museos, como el Torres García, el de Arte Precolombino e Indígena, y el de las Artes Decorativas. Un detalle no menor es que la mítica Ciudad Vieja vio nacer al máximo prócer de la historia nacional, el General José Gervasio Artigas en el año 1764, agrandando aún más lo que es la historia de la zona.
Actualmente abunda el turismo extranjero en la zona, visitantes recorriendo y conociendo la historia Montevideana, lo que apareja cantidad de tiendas de artesanías, museos y centros de arte. La oferta gastronómica no está ausente en la Ciudad Vieja, por el contrario, existen muchos restaurants y bares con diferentes temáticas y para todos los gustos, de hecho, existe el conglomerado gastronómico más importante de la ciudad, el tradicional Mercado del Puerto, ofreciendo la mejor y más arraigada gastronomía del lugar.
La ciudad Vieja cuenta con uno de los mejores servicios de locomoción de Montevideo, ofreciendo transporte desde y hacia todos los barrios de la ciudad. La peatonal Sarandí es un centro económico del lugar, donde allí hay instalados locales comerciales de todo tipo, para residentes y visitantes. Es así que la Ciudad Vieja pudo encontrar el equilibrio entre ser un paseo histórico para quienes buscan conocerla, y un centro económico y de servicios para quienes ya viven en las zonas aledañas.

Comparar listados

Comparar