Malvin

Uno de los barrios costeros más vistosos, sitiado por los barrios de Buceo, Punta Gorda y Carrasco se encuentra Malvín. Un barrio histórico, muy sereno y tranquilo, con grandes vistas y cerca de todo.
Juan Balbín González Vallejo, Teniente Coronel, pulpero de la época de 1770, integrante del Cabildo de 1776, alcalde provincial y depositario general de la época, fue de quien heredó el nombre este hermoso Barrio.
La historia del Barrio comienza con el molino de agua, formado con cimientos de piedra y paredes de ladrillo que construyo Juan María Pérez en 1840, hoy dia se conserva de muy buena forma y allí funciona la biblioteca municipal Julio Herrera y Reissig. En la época donde Malvín eran únicamente dunas y algunas quintas de arrendatarios, Pérez empezó a forjar la historia de uno de los barrios más lindos de la ciudad.
Con el pasar de los años, Malvín se transformó en un balneario, tal como todos los barrios costeros de Montevideo en los principios de 1900, el auge de lo que actualmente conocemos como Pocitos, dio aún más vida a este barrio, que por cercanía y similitudes también comenzó a crecer.
En 1917 se creó la primer vida de acceso, la calle 18 de Diciembre, una de las calles con más historias del barrio, que precedió incluso a la hermosa Rambla de Malvín. Junto con la rambla, se asfaltó lo que hoy conocemos como la calle Orinoco, trazando así un acceso al norte, y otro en sentido este-oeste. Con estos avances y la llegada del tranvía, comenzaron a instalarse las primeras familias que darían pie al tradicional estilo de vida del barrio.
Son varias las razones por las cuales el barrio es elegido para visitar y sobre todo para vivir, la Rambla costanera, principal motivo de orgullo de quienes allí viven, las calles arboladas, tranquilas y serenas, la amabilidad de los vecinos y construcciones de casas grandes, cómodas y con un gran gusto.
A nivel cultural el barrio está muy nutrido por lo que son las comparsas La Figari y La Gozadera, las cuales aprovechan el clima veraniego para pasear por el barrio deleitando a los vecinos con su típico Candombe Uruguayo.
Las playas del barrio son icónicas dentro de la zona, y permiten la práctica de deportes de mar y de viento, formando así una de las postales más lindas que nos ofrecen la Costa Uruguaya.
El deporte siempre dice presente en Malvín, tanto en las playas, como en las plazas del barrio, con una afluencia muy importante de los más chicos. El Club Malvín cumple con su propósito de fomentar en los más jóvenes el estilo de vida saludable, organizando eventos deportivos y culturales para atraer a todo el público de Malvín y zonas aledañas.
Un barrio rodeado de actividades, pero sin perder un estilo de vida tranquilo, relajado y sobre todo muy sano, sin estar contaminado de la vorágine de la ciudad, música diversión y deporte hacen que Malvín sea de los mejores barrios Montevideanos para pasear y vivir.

 

Comparar listados

Comparar