Punta Carretas

Enmarcado por el Parque Rodo, la Rambla Costanera y Pocitos, se sitúa el Barrio Punta Carretas, una zona exclusiva, con altos edificios de categoría, el mítico Club de Golf y algunas de las vistas más privilegiadas de Montevideo. La propuesta gastronómica y la oferta de variados servicios abundan en un Barrio que a pesar de renovarse continuamente aún conserva añejas edificaciones en un perfecto estado de mantenimiento, y acentúan el contraste entre lo moderno y lo clásico.
Fue nombrado Punta Carretas por la conjugación de los nombramientos que obtuvo la zona en la década de 1870, los marineros la llamaban “Zona de las Carretas”, por cómo se veía desde el mar, y quienes no se embarcaban la conocían como “Punta Brava” por ser una zona donde se suscitaban muchos naufragios. La combinación de estos nombramientos, dio como resultado “Punta Carretas”. Dichos naufragios fueron la causal de la creación del Faro de Punta Carretas, conocido en la época como “La Farola” o “Faro de Punta Brava”. Más allá de la función que cumple el Faro, hoy día también es un paseo turístico, ya que permite a quienes pasean disfrutar del mirador que posee, donde cuenta con la mejor vista panorámica de la zona, transformándose en un paseo imperdible para quienes recorren el Uruguay.
Si bien hoy en día es uno de los barrios más residenciales, con un despliegue arquitectónico envidiable, el desarrollo de la zona es muy cercano en el tiempo. En sus comienzos era visto como una zona marginal, donde únicamente los pescadores y las lavanderas visitaban. Más adelante en el tiempo, a principios del siglo XX, se inauguró el complejo penitenciario llamado “Penal de Punta Carretas”, lo que extendió en el tiempo la visión que se tenía del barrio, ya que aplacó el crecimiento del lugar. Con el correr del tiempo la ciudad fue absorbiendo los espacios que limitaban con la cárcel, afloró la construcción, y junto con la construcción del “Punta Carretas Shopping”, en el lugar donde se había instalado el “Penal de Punta Carretas”, la zona comenzó a ser lo que hoy en día es, uno de los mejores barrios de Montevideo para vivir o visitar. A partir de ese momento, las inversiones comenzaron a crecer de forma exponencial en el barrio, los altos edificios que florecieron en la zona se valorizan cada vez más, y la oferta de servicios creció a un ritmo vertiginoso.
El Club de Golf merece una distinción especial, ya que en el medio de un barrio donde abundan las altas construcciones y un ritmo de vida acelerado, se encuentra un monumento histórico de Montevideo, un parque extremadamente cuidado, donde abunda un verde césped que relaja la vista de quienes lo ven desde las alturas de Punta Carretas. La mítica Rambla del barrio es uno de los paseos preferidos de los que visitan la zona, así como el Parque Villa Biarritz, otro pulmón verde de la zona. Dicho Parque alberga una de las ferias más antiguas y clásicas de la ciudad, otro de los paseos predilectos de los residentes y visitantes de la zona.

Comparar listados

Comparar