La obligatoriedad de pagos vía bancaria puede postergarse

Entran en vigencia nuevas normativas de pagos, que afectarán desde el 1º de diciembre la modalidad del efectivo. Entre ellas, se hallan: los alquileres, las operaciones superiores a 40.000 Unidades Indexadas (UI) —unos US$ 4.385—, las compra-venta de inmuebles y los vehículos motorizados. Por otra parte, las operaciones superiores a 160.000 UI (unos US$ 17.540) tendrán restringido el uso de cheques.

Desde el 1º de setiembre, “los propietarios de inmuebles arrendados deberán notificar al inquilino una cuenta bancaria para que éste realice el pago del alquiler a partir del 1° de diciembre”.

El inquilino por su parte, tendrá la opción de efectuar el pago a través de una "acreditación en cuenta". Esta medida se traslada también a “todo pago que tenga como destino final la acreditación en la misma, de acuerdo a lo que preverá el decreto (reglamentario), incluyendo: débitos automáticos en cuentas bancarias y en instrumentos de dinero electrónico; pagos electrónicos efectuados a través de cajeros automáticos, teléfonos celulares o por internet; el pago a través de cheques cruzados no a la orden y la cobranza a través de terceros mediante medios de pago electrónicos",

Se prevé que será postergada la obligatoriedad de pagos electrónicos en operaciones que sobrepasen las 40.000 UI, la compra-venta de inmuebles y los vehículos motorizados. Según menciona Vallcorba –el especialista consultado- la extensión es a los efectos de "darle la posibilidad a cualquier trabajador a abrir una cuenta bancaria sin costo”.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) estima que a partir del 1º de octubre estará lista la medida que habilite (y obligue) el pago de salarios mediante plataformas electrónicas (tarjeta de débito o dinero electrónico).

"El proceso sigue y todo esto va a seguir impactando en el sistema de pagos. De las medidas que quedan pendientes, es el pago de sueldos la que visualizamos como de mayor impacto. Es lo que nos va a permitir universalizar el acceso".

Según el cronograma armado por el gobierno, desde el 1° de octubre próximo y hasta el 31 de junio de 2016, si el trabajador no cobra su salario mediante alguna modalidad de pago electrónico (esta cifra asciende en la actualidad a los 500.000 trabajadores) la ley lo avalará para exigirle a su superior el cumplimiento. Para ello: “elegirá un banco o un emisor de dinero electrónico”.

En caso de que el trabajador no haya efectuado una elección en los plazos estipulados, el empleador será quien elija el modo de pago electrónico o el banco emisor de dinero electrónico, siempre y cuando no hayan arreglado entre ambos, otra forma de liquidación.

En el período comprendido entre el 1° de octubre de este año y el 1° de octubre de 2017, el empleado podrá seguir cobrando su salario por medios tradicionales si así lo acordara con la contraparte.

Material generado a partir de la información del períodico virtual El País Uruguay.

Comparar listados

Comparar