Se está analizando la ampliación de los estacionamientos exigidos en los edificios nuevos

La intendencia de Montevideo (IM) se encuentra analizando la modificación del Digesto Municipal (es decir, la base normativa departamental), con el fin de exigir que en determinadas áreas de mayor flujo de tránsito, los edificios nuevos tengan un estacionamiento por apartamento.

Este cambio ayudaría a descongestionar las calles, tema que actualmente representa un problema en muchos barrios de la capital. El embotellamiento no aparece sólo a causa del aumento de autos que se estacionan en la vía pública, sino además, ante la falta de lugar en los propios edificios.

Por su parte, el secretario general de la Intendencia de Montevideo, Fernando Nopitsch, indicó que la normativa merece una actualización y además, otro tema trabajado, fue la distribución de los puntos de la ciudad en los que se aplica el estacionamiento tarifado.

"Ante el incremento exponencial del parque automotor en la ciudad, las autoridades se ven obligadas a analizar distintos caminos para evitar aglomeraciones en diferentes tramos viales y, asimismo, reducir la cantidad de coches que son estacionados en las calles". La normativa actual indica que se precisa al menos: "un lugar cada cuatro unidades en construcciones de hasta nueve metros, un lugar cada tres unidades en construcciones de hasta 13,5 metros y un lugar cada dos unidades cuando la altura de la construcción supera los 13,5 metros".

Sin embargo, las cooperativas de vivienda, los proyectos habitacionales destinados a los realojos y los reciclajes, están por el momento exentos de cumplir con estas exigencias.

De forma que se hace necesario flexibilizar las disposiciones actuales, teniendo en cuenta el aumento de la altura de los nuevos proyectos en muchas zonas de Montevideo y como veíamos, amplificado por la gran cantidad de los coches en circulación. 

De poder incluir modificaciones que contienen más espacio para los estacionamientos, será necesario un cambio en los "planes de los promotores de viviendas y de las empresas constructoras, que deberán adaptar sus capacidades, presupuestos y proyectos". Pero el beneficio, va a ser indudablemente, una mayor salubridad para la circulación en la ciudad y para las soluciones habitacionales a futuro.

Material generado a partir de la información digital de la revista Propiedades: Click aquí

Comparar listados

Comparar